Ulrich Rückriem con sus estelas

Continúo esta vez a manos de un escultor de renombre desde mediados de los años sesenta, Ulrich Rückriem, (Düsseldorf, Alemania, 1938). Comienza su trabajo como artesano y aprende a trabajar la piedra en la cantería de la catedral de Colonia. También ejerce la docencia en las escuelas de arte de Hamburgo y de Düsseldorf. Pero, lo que le llevó al gran reconocimiento como artista fue su participación en la Bienal de Venecia representando a la República federal de Alemania en 1978.

2013_Ulrich_Rueckriem_l

Para adentrarnos en las intervenciones artísticas de las que os voy a hablar tituladas: “Siglo XX” y “Estela XXI”, os tengo que nombrar los dos estilos artísticos que van a servir de referentes siendo coetáneos del periodo de madurez y desarrollo artístico de su autor. El Minimal y la Abstracción son estilos o corrientes artísticas que van a influir notoriamente en la obra de Ulrich Rükriem. Esa complejidad en cuanto al trabajo con el concepto a manos de Sol Lewit y ese entendimiento del objeto en relación con el entorno reflejados con la figura de Eduardo Chillida, Ulrich las entremezcla y les aplica el trabajo de la dura técnica de la talla en piedra. Las obras forman parte de la colección itinerario del centro de arte y naturaleza de Huesca.

http://youtu.be/hHVO3bHzGZ4

La iluminación que incide en la obra es fundamental para su contemplación y disfrute. El material se deja ver a través de las diferentes horas del día. Las texturas de la piedra y el corte del material parecen cobrar vida y dejarse entrever la personalidad del artista.

Las dos intervenciones se tratan de un primer diseño y realización de un conjunto de 20 estelas de granito rosa Porriño con las dimensiones de 400 x 100 x 100 cm. Y esta se encuentra situada en el espacio al aire libre dentro del municipio de Abiego, dentro de la comarca del Somontano de Barbastro, Huesca. Y la otra intervención solamente consta de una única estela rosa del mismo material y de similares dimensiones y se encuentra situada a puertas del edificio del centro de arte y naturaleza en Huesca.

Ulrich-Ruckriem_II_1600x1200

shimgGrande

Con estas dos intervenciones  se trata de interrelacionar los dos puntos escogidos por el artista y también con el propio museo. Me voy a centrar en la clave para entender la obra de Ulrich, sus estelas, son piedras verticales y talladas artesanalmente y que no soportan nada de peso, ninguna construcción sobre ellas a diferencia de las columnas. Son todas y cada una de ellas independientes, firmes y aunque no lo parezcan a priori son similares pero diferentes al mismo tiempo. El autor lo que intenta es también romper barreras entre la obra de arte, el museo, la galería. la ciudad y y el paisaje natural. El arte puede aparecer en cuanto menos te lo esperes, no necesariamente debe de estar dentro de un edificio con cuatro paredes, a través de una entrada o cuyos espectadores estén siendo observados con una serie de dispositivos, sino que el arte también puede llegar a ser disfrutado y estudiado a la sombra de un paraje natural sin barreras y ser accesible para todas las personas sin hacer ninguna excepción ni norma más que las de respetarlo y cuidar el medio que lo rodea.

P1070484

Si nos adentramos en su obra nos sugiere protección, sus estelas nos ofrecen abrigo y nos arropan ante el aire o el frío del lugar. Y no solo eso, sino la integración del ser humano con la propia naturaleza y con los objetos artísticos, los cuales nos invitan a volver al lugar de donde procedemos. Una especie de trascendencia nos invade si nos refugiamos entre esas estelas que a priori parecen no tener vida y no contarnos nada pero después nos conducen a imaginar y observar más detenidamente el entorno que nos rodea en ese preciso instante. Humildes y pesados bloques de piedra que nos pueden hacer reflexionar tanto sobre nuestro entorno y sobre nosotros mismos…

Anuncios